Compartir energía, compartir ideas y crecer.

IMG_1245

Cuando empecé a trabajar en mi proyecto tenía muy claro que es lo que quería porque me apasiona, creo en ello, me emociono y cada día que hago un nuevo trabajo, sea una ruta, un taller, fotos, reportajes, o, simplemente, un contacto con alguien que puede ser una nueva “puerta” o simplemente cuando un desconocido pone un like en mi blog o en mis vídeos me ilusiono como la primera vez. Espero que eso siga ocurriendo porque cuando eso no ocurra, cuando la magia se apague, este proyecto ya no tendrá razón de ser. Es un proyecto basado en la emoción .

Estoy convencida de que cada uno de nosotros estamos dotados para algo, brillamos en algo por encima de todo. Cuando hice un curso de emprendimiento hace poco más de un año una de las cosas de las que se hablaba era de la sinergia entre las empresas, yo lo llamo energía, ENERGÍA ENTRE PERSONAS, los proyectos son personas CON INTERESES AFINES y eso se percibe, cuando lees algo de alguien que te toca el corazón, cuando hablas con otra persona  y os brilla los ojos al hablar de un proyecto común, cuando alguien as asiste a tus rutas y te das cuenta que estas sirviendo de unión entre personas que si no, no se hubieran conocido… La verdad es fundamental, yo creo en lo que hago y cuando lo cuento transmito veracidad, transmito emoción con mis palabras y con mis ojos, por eso mis posts tienen fotos porque la emoción no se puede fingir.

Cuando las personas tenemos una serie de habilidades para algo, lo mejor que deben hacer es rodearse de otras que les complementen, que les den otros puntos de vista, que compartan… En definitiva que nos haga aprender. Hay que estar todo el tiempo en modo aprende, porque la vida nos enseña a cada momento y no podemos desperdiciarlo con falta de humildad. Todos los días se aprende algo pero hay que estar en posición alerta.

En mi trabajo me piden cosas muy variadas y yo siempre digo si, que todo se puede hacer y ¿sabéis por qué? Porque cuando algo se escapa del campo en el que yo me muevo, siempre tengo a alguien que conocí uniendo energías afines, que está ahí para colaborar conmigo y en mi caso yo también estoy para lo mismo.

Escribir es muy importante para mí, escribo porque me gusta, escribo porque me sirve para aclarar mis ideas y en el caso del blog, pues si además lo leen otras personas que pueden sentir como soy yo y así decidir si puedo encajar en su proyecto y me sirve como primer punto de contacto, pues mucho mejor. Que mejor que leer lo que pienso y siento. Porque en esta profesión en la que la imagen prevalece, la idea es que tus clientes digan -te elijo a ti, y te eligen por tu imagen externa e interna, te eligen porque sienten afinidad contigo, te eligen porque si quiero que me asesoren sobre algo tendré que conectar con esa persona, y para todo eso, un blog, las redes sociales, y, por supuesto, el contacto personal, es fundamental. Pero, no nos engañemos, el contacto personal, en el tiempo actual, siempre llega después de una pequeña incursión en internet, una incursión en todo lo que se ha publicado sobre esa persona y si tú te molestas en escribir y en mostrarte tal y como eres, eso que tienes ganado.

LO QUE ME ENAMORA LO COMPARTO CON EL MUNDO porque es así, no puedo compartir algo en lo que no creo. El blog lo veo como una puerta abierta a todas mis ideas y sobre todo, a compartir mi energía vital y con montones de ideas que bullen en mi cabeza con otras mentes que están dispuestas a compartirlas en este camino de crecimiento que es la vida.

Madrid se llena de arquitectura.

IMG_4056.JPG

Madrid se llenará de arquitectura en estos días. Ver la ciudad con otros ojos, pasear por sus calles (siempre mirando hacia arriba;a los tejados, a los ventanales, a las torres y cornisas…) conocer los entresijos de esos edificios que solo hemos visto por fuera pero que, los curiosos como yo, hemos investigado e incluso visto en fotos, pero esta vez los veremos de la mano de sus creadores.

Esto nos propone la semana de la arquitectura 2016 organizada por el colegio de arquitectos de Madrid y el Ayuntamiento, que, además, tendrá la colaboración de Open House Madrid que nos abrirá más de cien edificios emblemáticos de la capital.

Para ilustrar mi buzz, una foto que hice al Monasterio e Iglesia de Montserrat, de estilo barroco, en la que destacan los ornamentos de su torre, obra de Pedro de Ribera. En este edifico se instalaron, en 1704, los monjes benedictinos castellanos que huyeron del monasterio catalán del mismo nombre en 1640. Está situado en la calle de San Bernardo, en Madrid, a la altura del número 79 y solo hace falta mira al cielo para ver que solo tiene una torre, la otra nunca se construyó.

Yo siempre he dicho que uno de los fines de la arquitectura es homenajear la belleza da través de la funcionalidad. A través de la arquitectura he podido explicar en mis rutas guiadas una determinada época ya que expresa la cultura y cómo las personas percibían el mundo en aquel momento de la historia.

Aprovechemos la oportunidad que nos brindan y abramosla puerta una vez más al arte que alimenta nuestra mente y nuestra alma.

El Bosco, la exposición.

 

image

Cada vez que comienza una exposición en Madrid pienso lo mismo, qué suerte poder ver todos esos cuadros que vienen de Viena, de Filadelfia, de Holanda… todos juntos. Desde mayo tenemos la suerte de poder ver la maravillosa exposición de El Bosco en el museo del Prado.

En todas mis visitas al museo del Prado siempre incluyó “El jardín de las Delicias” , porque es una obra que siempre que lo miras ves cosas distintas, porque te atrapa, te lleva a una historia, no puede dejarte indiferente. El Bosco siempre ha sido para mí, eso, “El Jardin de las Delicias” , pero ahora es mucho más, los trípticos de “El carro de heno” el “del Juicio final” y ese maravilloso tríptico de “Visiones del más allá” que parece estar sacado de una obra de ciencia ficción.

Me encanta acompañar a aquellos que quieren asentarse en el mundo del arte y verlo con ojos de niño que descubre algo por primera vez.

Esa es la magia del arte, que alimenta el alma de tantas generaciones haciendo de este mundo un viaje, un camino por donde podemos pasear todos juntos.

 

 

El arte y la moda. La moda y el arte

El arte y la moda, la moda y el arte. Los que me van conociendo saben que son dos de mis pasiones y juntarlas, eso ya es el sumun.

Hace unos días asistimos en Madrid a MADRID ES MODA con una imagen gráfica diseñada por Ulises Mérida sobre un tejido rojo símbolo de la pasión por esta profesión.  Pero yo quiero compartir con vosotros dos fotos que me hice en dos museos madrileños que se unieron a esta iniciativa.

La primera en el Museo Cerralbo en esa exposición “La mujer Ochoa, modernismo y modernidad” que nos muestra la moda de las mujeres de los años 20  y 30 , es maravilloso ver esas mujeres pintadas por Enrique Ochoa,  pintor e ilustrador de revistas míticas como blanco y negro, que nos transporta a la moda de hace casi un siglo pero que alguno de esos vestidos han servido de inspiración a muchos diseñadores actuales.

Y la segunda, en el museo Lazaro Galdiano, en una maravillosa visita guiada sobre la moda a través de los retratos de mujeres de la colección,  que otro día publicare una entrada más detallada porque fue fascinante. ¿Sabéis? Se puede viajar por la historia a través de los cuadros,siempre lo he sabido pero últimamente me he dado cuenta que las mujeres con su vestimenta nos cuentan mucho más de lo que vemos a simple vista, nada es por casualidad, cada pieza, cada abalorio, cada pliegue, el largo del vestido, lo que se enseña y lo que se cubre cuenta un trocito d la historia de las mujeres que hay detrás de esas obras de arte,pero sobre todo, nos muestra que siempre ha habido moda, que los pintores le daban tanta importancia como a otro tipo de manifestación artística porque LA MODA ES ARTE Y EL ARTE ES MODA